Con bastante frecuencia nos encontramos con proyectos de e-learning que tienen muy buenas intenciones, pero poco éxito en general.

Partamos de la base que tienes todos los elementos listos: un buen LMS, con contenidos atractivos y un equipo de trabajo. Pero aún así te preguntas: ¿Cuál es el problema? ¿Por qué mis alumnos no terminan? ¿Cómo interesar a mis empleados?

Vamos a dar algunas ideas y consejos para motivar a los empleados a terminar las formaciones, para ello es necesario construir una cultura de aprendizaje que inspire y conecte con ellos.

1. Despierta el interés

Antes de empezar con el plan de formación, es importante crear una fase de comunicación que genere interés entre el personal. Si les hacemos partícipes desde el inicio lo aceptarán mejor que si se lo imponemos.

  • Pregúntales antes

Habrá formación que sea obligatoria y seguramente ésta la hagan con menor interés, pero quizás, dentro del plan de formación puedas incluir alguna píldora que sea más atractiva en cuanto a la temática. Para poder acertar, crear una encuesta inicial preguntándo qué les gustaría aprender o qué necesidades de formación tienen, ayude a dar en el clavo.

  • Presenta el programa

Una vez que definido cuál es el programa de formación es hora de presentarlo. Para ser prácticos, hemos pensado que un newsletter interno es la forma más rápida para llegar a todos.

Si cuentas con un portal del empleado, puede aparecer en la portada, incluir algún banner, o publicarlo como noticia.

También puedes incluir mensajes motivadores para el lanzamiento de la formación en forma de carteles, o para las más digitalizadas, en las pantallas ubicadas en la empresa.

Algo que despierta mucho interés son los vídeos, por lo que, si puedes producir uno, sería una buena idea incluir alguna entrevista, incluyendo mensajes motivacionales o en clave de humor.

2. Pon el plan en marcha

Ahora que tenemos la atención de todos es necesario mantener el interés a lo largo de todo el plan. Para ello, te proponemos algunas acciones que pueden tener un efecto positivo:

  • Planifica newsletters periódicos

Según el plan que hayas trazado, te sugerimos que envíes newsletters mensuales orientados en los temas de los cursos. Habla sobre qué verán este mes, cuánto tiempo necesitarán para realizar la formación y qué beneficios obtendrán de ella para su carrera profesional.

  • Crea mensajes automáticos de seguimiento

Si tu LMS lo permite, te sugerimos que crees mensajes automático de seguimiento para que, en función del avance de cada alumno, puedas ir enviando mensajes personalizados.

Por ejemplo, puedes poner un mensaje para los alumnos que no lleguen al 50% de avance a 10 días de terminar el curso, o un mensaje de felicitación cuando estén a punto de alcanzar el objetivo. Crea todos los que puedas, para personalizar al máximo todas las casuísticas.

Estos mensajes formarán una parte importante de la estrategia de seguimiento, ya que libera a tutores de estas tareas y optimiza el mensaje para cada alumno, al poder poner parámetros personalizables.

3. ¡Sigue motivando!

Una vez que la formación está asentada es importante crear nuevas acciones que puedan reanimar cualquier pérdida de interés, así que te damos algunas ideas con este fin:

  • Pregúntales otra vez

Conocer el feedback sobre la experiencia de formación es fundamental para mejorar el plan de formación de cara al siguiente año, por ello, incorporar una encuesta preguntando sobre los aspectos que más han gustado y qué áreas de mejoras ven es crucial para evolucionar a un modelo más eficiente. Además, sentirán que su opinión cuenta si aplicas algunas de las mejoras que sugieran.

  • Cuenta buenas experiencias

Y si de estas encuestas identificas personas que potencialmente puedan actuar como prescriptores, quizás puedan salir en el siguiente newsletter o en el portal del empleado, con una frase breve sobre cómo le ha ayudado la formación en su día a día.

  • Da certificados de finalización

Los certificados cierran una etapa, pero también suponen un extra para la persona que los recibe. Estos certificados pueden ayudar a obtener reconocimiento, por lo que también puede ser una buena idea comunicar que ayudarán a la promoción interna.

  • Reconocimientos

Y si hay personas realmente comprometidas y activas en la formación, quizás sea una buena idea reconocer su esfuerzo de alguna manera, alineado con los valores de la empresa.

Como resumen al artículo, hemos preparado una infografía para que puedas descargarla, compartirla y consultarla cuando quieras.

Esperamos que estas ideas promuevan la formación interna y ayuden a impulsar el talento, ya que estamos seguros de que una buena formación es la base para el crecimiento.

¿Quieres crear una cultura de formación en tu empresa?

¡Entonces contáctanos! ¡Te ayudaremos a conseguirlo!

¡Descarga la infografía de este post!

Virginia Gaitán

Virginia Gaitán

Experta en Marketing y consultora creativa de proyectos e-learning

Deja un comentario

cinco × tres =