Ha llegado el momento de explicar qué es el aprendizaje colaborativo, uno de los métodos de referencia en la formación online para empresas. ¿Sabéis en qué consiste y por qué tiene tantos partidarios?

Qué es el aprendizaje colaborativo

El e-learning aprovecha las prestaciones tecnológicas de Internet y las redes sociales para generar aprendizajes. Sus características nos permiten eliminar los límites de espacio y tiempo propios de la formación tradicional.

En este contexto, el aprendizaje colaborativo se presenta como una metodología innovadora y plena de posibilidades gracias a la comunicación online. Cuando una empresa busca el aprendizaje teórico y práctico de un contenido, fomentar el trabajo en equipo es una gran idea.

Su implementación viene a paliar, precisamente, uno de los principales hándicaps de las sesiones y cursos de e-learning, en concreto, la tendencia a no interrelacionar con los demás usuarios. La estrecha relación entre el profesor y alumno relega a un segundo plano esa importante conexión entre todos los usuarios de una misma formación.

¿Cuáles son los puntos positivos del aprendizaje colaborativo dentro de una empresa?

El aprendizaje colaborativo puede resultar un aspecto de gran importancia en la formación de los empleados. Al ser una modalidad centrada en la comunicación y el apoyo entre los diferentes perfiles, tiene como objetivo un aumento productivo en la empresa.

aprendizaje colaborativo

Educativa, con su plataforma de e-learning, te permite organizar grupos de trabajo más eficaces, creando foros, chats, videoconferencias o webinars. Los usuarios pueden utilizar estas herramientas de una manera más exclusiva, estableciendo grupos de trabajo accesibles solo por sus miembros. En ellos pueden mantener varios hilos de debate, adjuntar archivos, enlaces web, ¡Y hasta usar un chat! De esta manera, se crea una excelente experiencia de formación colaborativa.

9 ventajas de este aprendizaje colectivo

Estos son los principales beneficios de aprender de manera colaborativa en una empresa:

  1. Supone un claro incremento del rendimiento laboral. Se aprende más y más rápido, mediante experiencias vividas fácilmente recordables. La relación social, además, hace que los empleados encuentren mayor motivación, dando lo mejor de sí mismos.
  2. Facilita la incorporación de nuevos enfoques, planteamientos y formas de interpretar la realidad.
  3. Impulsa la comunicación y las relaciones personales entre los empleados. Enseñar es la mejor manera de aprender, por lo que esos encuentros siempre resultan didácticos y productivos. Compartir ideas, resoluciones y planes de acción es muy beneficioso.
  4. Permite asumir más trabajos y proyectos. Al repartir la labor entre varias personas, es posible participar en una mayor cantidad de actividades. Con igual dedicación, se puede estar presente en más iniciativas.
  5. Aporta ritmo y dinamismo al aprendizaje. Salís de la rutina y disfrutáis de soplos de aire fresco en el proceso de formación personal.
  6. Mejora la autoestima y la confianza. Mientras trabajan en grupo y se relacionan con iguales —los otros compañeros—, los usuarios evolucionan y van ganando seguridad y autoconfianza. Sus ideas y sus conocimientos se consolidan y la mentalidad profesional cobra forma con mayor rapidez.
  7. Ahorra tiempo y dinero. Las horas de formación y revisión de trabajos aumentan con un coste menor. Como formadores, podréis completar los trabajos individuales con cinco, diez, quince o más proyectos grupales. Si tenéis veinte empleados a vuestra disposición, no es lo mismo corregir cien ejercicios individuales que veinte grupales, hechos por equipos de cinco.
  8. Incentiva un aprendizaje práctico. La resolución de problemas de manera conjunta refuerza la idea de «saber para obrar». Las ideas teóricas se viven y se manejan para resolver retos o situaciones.
  9. Desarrolla importantes valores en vuestro grupo formativo. En especial, la diversidad, la creatividad, la interacción social, la confianza, el compromiso y el pensamiento crítico.

¿Qué necesitáis para garantizar estos beneficios?

El desarrollo exitoso de este planteamiento se apoya en su esencia, es decir, en qué es el aprendizaje colaborativo.

Tenéis que asegurar:

  • Propiciar una interdependencia positiva. Debéis fomentar en el grupo una cultura de trabajo en común en pro del objetivo colectivo. El esfuerzo sinérgico se presenta como imprescindible.
  • Estimular la interrelación interna. La competitividad interna no tiene lugar: los recursos se ponen al servicio del resultado global.
  • Fomentar la corresponsabilidad. En pro de una meta compartida, se distribuyen las tareas y todos cumplen sus obligaciones individuales.
  • Implementar un método de trabajo positivo. Tendréis que potenciar y estimular las actitudes y las habilidades necesarias, tanto individuales como colectivas. No solo conocimientos y trabajo específicos, también aquellas soft skills requeridas por la relación social.
  • Evaluar en grupo. Los formadores puntúan y valoran los resultados de manera conjunta, sin diferenciar ni considerar los esfuerzos individuales.
aprendizaje colaborativo beneficios

Cómo poner en marcha el aprendizaje colaborativo en tu empresa

Organizar una estructura eficaz de aprendizaje colaborativo en tu empresa exige implementar tres grandes etapas. Debéis cuidar cada paso al máximo, de forma optimizada y estratégica:

  • Planificación. Tras establecer los objetivos individuales y colectivos, fijáis las actividades, las tareas y el proceso de evaluación. Entre tanto, precisáis seleccionar la mejor de las plataformas de aprendizaje; optad por Educativa. Finalmente, se establecen los roles y los distintos grupos de trabajo.
  • Implementación. Lo mejor es ir poco a poco, comenzando con grupos reducidos, de tres o cuatro personas. Marcad unas reglas de convivencia, poned en marcha los ejercicios prácticos y haced un seguimiento permanente de la actividad (La plataforma Educativa cuenta con sistemas de automatización para facilitar las tareas de seguimiento) La figura de un monitor supervisor es fundamental, y debe estar siempre accesible. Además, aseguraos de establecer los medios y los protocolos para dar feedback a los participantes.
  • Valoración. Evaluar el trabajo es decisivo. El primer paso que conviene incentivar es doble: autoevaluación y coevaluación. Tras este punto de partida, deberéis corregir lo presentado, calificar el trabajo individual y grupal y establecer las áreas de mejora. Esta etapa ha de desembocar en nuevos procesos formativos que tiendan a mejorar el aprendizaje, sobre todo en las carencias detectadas.

 

Ahora ya sabes qué es el aprendizaje colaborativo, y siendo consciente de sus ventajas y posibilidades, estás en condiciones de crear cursos de e-learning mucho más estimulantes y eficaces como los ofrecidos por Educativa, una plataforma LMS idónea para experimentar las utilidades que puede ofrecer el aprendizaje colaborativo en tus empleados.

¿Necesitas una plataforma LMS?

Con nuestra plataforma e-learning puedes empezar desde ya tus cursos con soporte ilimitado.

¡Quiero más información!
Educativa

Apasionados del e-learning, creatividad e innovación.

Leave a Reply