Empezar con la formación online no tiene por qué ser complicado, sobre todo si ya tienes experiencia en formación. Puede que sea tu primer curso e-learning, así que vamos a darte unas pautas básicas para que tengas un buen curso, sin necesidad de acudir a desarrollos muy elaborados.

Con esta guía rápida conseguirás las ideas que necesitas para tener tu curso listo en poco tiempo, con una buena calidad y una buena metodología.

¡Vamos allá!

1. Planificación

Quizás resulte obvio, pero lo primero que tienes que pensar es en cuál será la finalidad del curso, es decir, qué objetivos conseguirán tus alumnos, cuál es la habilidad, competencia o conocimiento que adquirirán y cómo podrán usarlo una vez acabe el curso.

Esto tiene que marcar tus siguientes pasos, que irán alineados para crear los contenidos persiguiendo tus objetivos marcados.

2. Crear los contenidos

Ahora toca crear el índice y los contenidos del curso. Recuerda que no siempre mucho es mejor, y que hoy en día el usuario actual quiere información rápida y directa, sin rodeos. Por eso busca la forma de contar lo que necesitas con palabras poderosas y mensajes de alto impacto: directo al grano.

Lo ideal es poder crear un contenido que sea práctico, que active la mente del alumno y que genere un pensamiento crítico.

Una idea genial puede ser proponer actividades para hacer off-line, es decir, sacarle de la pantalla para que deba tener una experiencia más real (como hacer un dibujo, experimentar con algún objeto, o realizar una acción).

Clase invertida

En los cursos que desarrollamos nos gusta trabajar mucho con este concepto, porque la idea es que antes de la teoría, propongas ejercicios y prácticas, que pongas a prueba a tu alumno. Puedes plantearlo como retos y parte de la teoría puede aparecer en forma de feedback.

Por supuesto no todo pueden ser ejercicios, pero intenta que la teoría que ofrezcas sea ligera, divertida y amena. Lo que cuentes tiene que ser relevante, así que mejor ser eficaz y no liarse con textos largos.

3. Dar formato a los contenidos

Ya que tienes escritos los contenidos es momento de darles forma y utilizar diferentes recursos que puedan resultar interesantes.

Aquí te dejamos una idea de estructura con los formatos que puedes utilizar para hacer cada módulo o tema.

Si das vuelta cada recurso podrás ver más información:

1. Introducción
Recursos:
Vídeo
, página de texto, refuerzo con imagen.
2. Reto
Recursos:
Pregunta de reflexión, ejercicio, plantear y/o mostrar una situación.
3. Teoría
Recursos:
Páginas de texto, PDF – lectura, vídeo, recursos web (p.e. vídeo de Youtube), interactivo SCORM (con herramientas de autor o contando con una empresa que lo diseñe).
4. Preguntas
Recursos:
Actividad
  (requiere de la corrección por parte del tutor/a) o autoevaluación (corrección automática). Plantear un foro o una actividad donde deban compartir o colaborar con sus compañeros.
5. Resumen
Recursos:
Infografía
con la información esencial, página de texto, vídeo, tips prácticos. Si puede ser un descargable mejor.
6. Premio
Recursos:
Puede ser algo simbólico, como una insignia o un nivel conseguido. Se representa a través de insignias ilustradas, conseguidas como un logro.

4. Subirlo a un campus o LMS

Claro está que para poder impartir esta formación necesitarás un medio para hacerlo. Existen muchas plataformas en el mercado, pero sin duda Educativa es una de las más fáciles de utilizar y que más se amoldará a tus necesidades.

Puedes decidir si impartir el curso en una modalidad completamente auto-suficiente o si por el contrario harás tutorías reactivas o proactivas.

También puedes diseñar el curso para tener sesiones en vivo cada tanto y ofrecer un plus. Estas sesiones se pueden grabar y quedar alojadas en el curso, por si alguien no puede asistir o quiere repasar.

Por último, comentar que es posible enviar mensajes automáticos para facilitarte el trabajo, generar un certificado de realización, o plantear una página con toda tu oferta formativa, permitiendo la autoinscripción (he incluso el pago).

5. ¡Empieza con tu curso!

Aquí te hemos dejado unos pasos básicos para empezar con tu curso, pero ante todo paciencia. Céntrate en ofrecer buenos contenidos, relevantes y de interés para tu público objetivo.

Intenta hacerlo lo más visual que puedas, sabemos que esto lleva un tiempo extra así que puedes valerte de herramientas que te facilitarán la vida, como por ejemplo:

Recuerda que el propio campus te ofrece herramientas de edición, así como todo lo que necesitas para hacer actividades y autoevaluaciones y todo el seguimiento.

Espero que este artículo arroje algo de luz y que te animes a realizar tu curso. Por supuesto, si tienes cualquier pregunta, no dudes en contactarnos y pedir consejo. ¡Te ayudaremos a tener un gran curso!

Virginia Gaitán

Virginia Gaitán

Experta en Marketing y consultora creativa de proyectos e-learning

Deja un comentario

4 − dos =