Skip to main content
El employer branding o «marca empleadora» es un concepto muy nuevo en nuestro país. Está muy ligado al departamento de Recursos Humanos que suele haber en cada empresa.

El objetivo es conseguir que un nombre se venda por sí solo, con el convencimiento de sus propios trabajadores, que proyectarán mejor que nadie todos sus logros a futuros clientes potenciales.

La definición de employer branding

La marca empleadora o employer branding se centra en la reputación de toda empresa no solo hacia el exterior, sino también hacia el trabajador. Esto se consigue valorando adecuadamente al empleado, proponiéndole un ambiente de trabajo competente y ayudándole a superarse y crecer dentro de la misma empresa.

El reclutador juega un papel crucial a la hora de elegir a los nuevos trabajadores que pondrán en marcha un determinado proyecto. La eficiencia de estos, además de proporcionarles las herramientas adecuadas para que sigan creciendo, favorecerá la misma imagen de la empresa hacia el exterior, el cliente.

Debemos valorar la mano de obra interna, como base de la marca a la que estamos representando. La convicción del trabajador se convierte en algo fundamental para conseguir una mejor propaganda comercial.

employer branding qué es

La necesidad de contar con una buena formación hacia los empleados

Como hemos dicho anteriormente, desde el departamento de Recursos Humanos de cada empresa comienza la función de la marca empleadora. No solo deberá seleccionar a un trabajador cualificado, sino que deberá aportarle un crecimiento constante, que sea sinónimo de valoración personal.

El objetivo es que la persona contratada se sienta dentro de una gran familia, es decir, que adquiera ese sentimiento de pertenencia que le ayudará a realizar un excelente trabajo en equipo y le animará a superarse constantemente.

Para conseguir que este procedimiento se haga efectivo debemos aportar a nuestros trabajadores cursos que les capaciten. Además, estas enseñanzas deben poseer fundamentos atractivos, que potencien su creatividad y, ante todo, les motiven a seguir creciendo dentro de la organización. Todo para conservar su entusiasmo, como el que presentaban al inicio, en el momento de ser contratados.

Pero esto no debe quedar ahí, ya que la formación en empresas debe estar proyectada a la posibilidad de cada trabajador para ascender de puesto dentro de la empresa. Ante todo, hay que hacer realidad las propuestas que se presentan desde el inicio. El crecimiento del empleado implica una gran mejora del funcionamiento del negocio, que se verá beneficiado en todos los sentidos.

Es importante transmitir a los empleados, mediante su formación, que les valoramos, que la empresa está dispuesta en creer en ellos, ya que son parte de esa familia de la que hemos hablado. Cuando ellos sientan que son parte del proceso de crecimiento, será más fácil ver cómo la «familia» da un paso más hacia los objetivos planeados.

Cómo lograr el éxito del employer branding

Existen muchos puntos que debemos tener en cuenta para conseguir ser un buen employer branding. Para empezar, la comunicación asertiva es una prioridad. A través de ella podemos entendernos con los trabajadores, haciendo fluir el lenguaje y, ante todo, escuchando su punto de vista, como una forma de crecer conjuntamente.

Recordemos que los empleados van a ser la voz más importante que tenga la empresa. Desde su convencimiento de la marca, será más sencillo convencer a los clientes, para que inviertan en ella y, así, seguir una trayectoria de crecimiento beneficiosa para todos.

La transparencia y la realidad

A la hora de buscar candidatos para la empresa, aparentar una imagen errónea de la misma, como manera de hacerla más atractiva, resulta una gran equivocación, especialmente porque acabaríamos con la confianza del trabajador.

Debemos mostrar los verdaderos valores de la empresa, así como las posibilidades reales que tendrá el trabajador dentro de la misma. Al crear las expectativas de los futuros empleados, estas deben hacerse materiales.

El talento como prioridad

Cuando un trabajador muestra ser un talento para la empresa, el objetivo de esta debe ser retenerlo. Esto se hace posible a través de tres puntos indispensables, ofreciendo planes de carrera, acercando a los candidatos a las últimas tecnologías y, por supuesto, exponiéndole un salario muy atractivo.

Que se escape un talento hacia otra corporación, solo mostrará las limitaciones de la empresa y su poca competitividad en el mercado.

El empleado, el mejor embajador de la empresa

La mejor publicidad se crea dentro de la empresa, por parte de quienes mejor la conocen, sus empleados. Estos son los embajadores idóneos, especialmente cuando tienen fe en sus resultados y saben que su trabajo hará que los clientes potenciales siempre estén agradecidos.

employer branding plataforma aprendizaje

El papel de las redes sociales

Las redes sociales implican una excelente publicidad para la marca, incluso suponen un ahorro importante. En ellas, podemos presentar el funcionamiento interno de la empresa, al mismo tiempo de brindarnos la posibilidad de presentar al público a nuestros trabajadores, que deben ser sus mejores publicistas. Mostrarnos más “humanos” al cliente es una táctica bastante efectiva.

La familia que representa la empresa

La fidelización hacia la empresa no solo tiene una dirección, la de los clientes, sino que debe comenzarse desde dentro, en los trabajadores. Crear esa familia en la que todos se sienten partícipes es la mejor estrategia de marketing que podemos crear. Esto permite atraer a nuevos talentos, al mismo tiempo que convence a nuevos usuarios para que inviertan en el producto.

Tener un buen plan de carrera es la mejor ayuda para el employer branding

El crecimiento interno de la empresa se obtiene, sin duda, conservando a los talentos que trabajan en ella, así como formando a tus empleados con el fin de que puedan seguir ascendiendo en el organigrama de la misma.

Si poseemos un buen plan de carrera en el que se puedan formar los empleados, el éxito de la marca se vuelve en una realidad. Por suerte, en Educativa, las empresas encuentran al mejor aliado. No solo contamos con la última tecnología, sino que, gracias a la plataforma de formación interna, sus empleados pueden ir aumentando con facilidad sus conocimientos.

Hablar de employer branding es contar con una estructura empresarial fuerte, en la que todos los trabajadores forman parte de una familia, ofreciendo una imagen de seguridad y armonía a los clientes potenciales, dando así más confianza a la hora de invertir en sus productos o servicios.

Educativa

Apasionados del e-learning, creatividad e innovación.

Leave a Reply

13 − 5 =

Solicita tu DEMO gratuita
Pide tu aula gratuita y prueba tu nuevo Campus Virtual
Solicita tu DEMO gratuita
Pide tu demo y convéncete, tendrás el mejor LMS
¿Quieres sacar el máximo partido a tus cursos online y aprender ideas para crearlos de manera atractiva?
Completa este formulario para recibir en tu correo electrónico nuestro e-book diseñado especialmente para transformar tu e-learning en contenidos de alto impacto.
¿Quieres sacar el máximo partido a tus cursos online y aprender ideas para crearlos de manera atractiva?
Completa este formulario para recibir en tu correo electrónico nuestro e-book diseñado especialmente para transformar tu e-learning en contenidos de alto impacto.