La gamificación en el punto de mira

¿Tienen éxito todos los cursos que se presentan con un sistema gamificado? Sin la intención de realizar una estadística que nos lo aclare, nos planteamos que, si al finalizar un curso gamificado pasáramos un cuestionario de satisfacción al alumnado, ¿crees que en su totalidad quedarían satisfechos? ¿Les gustará la estética aplicada? ¿Y los retos planteados? O Quizá si el sistema gamificado contaba con una historia, ¿ha sido atractiva para todos los participantes?

Tener un feedback final de la experiencia gamificada es sin duda necesario, pero para poder garantizar que nuestro sistema gamificado funcionará, necesitamos previamente conocer con la ayuda del cliente cuáles son los problemas y objetivos que pretende alcanzar o resolver con la gamificación y para ello debemos conocer al público destinatario de la formación: sus intereses, necesidades y objetivos.

¿Cómo conseguimos esta información?

Este paso se hace a veces complicado por las prisas que la empresa tenga en realizar la formación y dado que estamos solicitando datos que provienen de la privacidad de su plantilla. Conocer datos como el sexo de la plantilla, la edad media o franjas de edad, etc., nos podrían dar una muy buena información sobre las necesidades e intereses del alumnado.

¿Qué hacemos si no es posible obtener esta información?

Tendremos que basarnos en alguno de los marcos teóricos que se utilizan en gamificación para conocer los elementos motivadores clave de nuestra audiencia. Ya hablamos en el artículo “Cómo aplicar la gamificación al elearning” sobre la teoría de la audoterminación para hacer que nuestros cursos elearning motiven intrínsecamente a nuestro alumnado, pero, ¿cuáles son sus motivaciones?

Post relacionado

Cómo aplicar la gamificación en e-learning

Marco de referencia RAMP

Podemos analizar nuestro público objetivo desde el marco de referencias RAMP de Andrzej Marczewski (2013), que parte precisamente de esta teoría de la autodeterminación de E. Deci y R. Ryan (2000). Amplía cada uno clicando en el +:

Relaciones (Relatedness)

Es el deseo de estar conectado con las demás personas. En gamificación debemos cubrirlo con el estatus social, las posibles conexiones entre compañeros de curso o el sentimiento de pertenencia a un grupo. El curso debe buscar las interacciones entre participantes. Para ello, las redes sociales nos ofrecen mucho campo: compartir un resultado, comentar un reto, preguntar una duda, etc.

Autonomía (Autonomy)

La formación conlleva seguir un recorrido, pero debemos dar al alumnado cierta libertad para que no se sienta totalmente controlado o dirigido. Ya hemos hablado de los árboles de decisión y de cómo podemos hacer que en función de varias opciones de respuesta, la elección de una u otra le lleve por un camino diferente. Es un camino lineal que al final te lleva siempre a la respuesta correcta. En Educativa realizamos aventuras conversacionales en las que permitimos al alumnado elegir caminos diferentes en su aprendizaje.

Maestría o Competencia (Mastery)

Se trata del proceso de hacerse hábil o dominar lo que se está aprendiendo en el curso. Debemos prestar momentos en lo que puedan comprobar su aprendizaje y reciban feedback positivo de su experiencia, adquiriendo puntos, subiendo de nivel o ganando una insignia. Y por supuesto, de forma gradual, comenzando como un amateur y convirtiéndose al final de la formación en un experto o experta.

Propósito o Sentido (Purpose)

Las personas adultas tenemos la necesidad de encontrar un propósito o sentido a lo que hacemos, de otro modo nuestra motivación se dispersa. Aunque el curso sea obligatorio es importante hacer ver al alumnado para qué le va a servir esta formación. En Educativa creamos vídeos ilustrados o motion graphics como introducción motivacional en los que se les enseña qué van aprender, para qué les va a servir y qué se espera de ellos en el curso. Puedes ver un ejemplo haciendo clic en esta imagen:

Los 8 placeres de Leblanc

Con estas cuatro aproximaciones garantizamos que nuestro curso de gamificación sea del gusto de nuestra audiencia. Pero, además, debemos contar con los 8 placeres o tipos de diversión genéricos que Marc Leblanc (2014), educador y diseñador de videojuegos, nos trae de este mundo, y que es complementario al RAMP de Marczewski:

1

Sensación

El placer provocado a través de nuestros sentidos. Es la manera de sentirnos conectados al curso a través de las sensaciones que nos causa.
En un curso elearning podrían ser los sonidos, efectos visuales, música de fondo, etc.
2

Fantasía

Se trata de transportar al alumnado a otros mundos, lo que le hace desconectar de la realidad. ¿Cómo sería un curso en el que el protagonista es un robot en el año 2150 y tiene la capacidad de proveer de forma inalámbrica energía a los hogares en España?
3

Narrativa

Está íntimamente relacionada con el anterior placer, ya que se trata de introducir una metáfora o una historia en el curso que nos ocupe, pudiendo ser o no una historia fantástica. Se trata del placer que todas las personas tenemos de experimentar el desarrollo de las historias que, además, deben estar conectadas con los objetivos de aprendizaje. ¿A qué acontecimientos se enfrentará el personaje principal?, por ejemplo.
4

Desafío o reto

Encontrarnos con un problema y conseguir solucionarlo. A todas las personas nos atraen los desafíos. Tendremos que manejar el nivel de dificultad para que no aburra por ser excesivamente fácil o por ser extremadamente complejo.
5

Comunidad/Social

Es el sentido de comunidad, de sentirnos que estamos conectados a otras personas. Son las relaciones de las que nos habla Marczewski.
6

Descubrimiento

El aprendizaje visto como un descubrimiento es un placer subyacente en todas las personas. Buscar y encontrar cosas nuevas en un curso harán sin duda que el alumnado se enganche.
7

Expresión

Relacionado con el sentimiento y placer de comunidad, que hemos visto, encontramos la sensación de expresión. Se trata de ofrecer un sistema en el que el alumnado pueda expresarse, como, por ejemplo, un foro o una red social.
8

Sumisión

Se trata de presentar unas reglas del juego claras, a través de las cuáles el alumnado conseguirá alcanzar el reto último, superar el curso. Son las mecánicas del juego.

Como ves, estos placeres están íntimamente conectados y pueden darse a un mismo tiempo. Además, para que nuestro sistema de gamificación funcione no es necesario que se den todos los placeres a la vez, pero sin duda, cuantos más sumes podrás asegurar que tu sistema gamificado sea una garantía de éxito.

En Educativa apostamos por sistemas gamificados que cuenten con el sistema RAMP y los placeres genéricos de Leblanc, así garantizamos que nuestros cursos elearning sean un éxito.

¿Quieres triunfar con tus cursos gamificados?

Amaranta Morel Delgado

Amaranta Morel Delgado

Jefa de Proyectos especializada en Diseño Instruccional y Gamificación

Deja un comentario

veinte − 2 =

Términos y condiciones

Los datos personales facilitados voluntariamente por usted, a través del presente formulario serán tratados, por IP LEARNING E-DUCATIVA, S. L. como Responsable del Tratamiento, con la finalidad de atender su solicitud de alta en nuestro servicio de newsletter y conservados mientras no manifieste su oposición a seguir recibiendo el servicio solicitado. Se prevé la posibilidad de que sus datos puedan ser cedidos o comunicados a Encargados del tratamiento dentro y fuera de la UE, siempre que tengan su sede en la lista de países declarados “de nivel adecuado” por la Comisión Europea, o se hayan adherido al esquema Privacy Shield UE-EEUU. Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión o limitación del tratamiento de sus datos, así como otros derechos en materia de protección de datos, dirigiéndose a rgpd@educativa.es y adjuntando su DNI. Para más información al respecto, puede consultar nuestra Política de Privacidad en https://www.educativa.es/politica-de-privacidad.